Molino El Batán

Molino

Tizapán

Es un antiguo molino enclavado en la zona de Tizapán de tradición industrial y obrera que cuenta con un edificio que data de principios del siglo XX, un redondel de piedra volcánica y un magnífico espejo de agua obra de Diego Rivera para Dolores Olmedo, quien fue una de sus notables propietarias.

Casa Principal del Molino El Batán

La casa principal es un edificio que al parecer se construyó a principios del siglo XX en su fachada tiene un pórtico cerrado con cancelería de madera, tiene pilastras y cornisas de cantera y de segundo nivel tiene una terraza; también tiene un salón con pilastras de cantera.
A principios del siglo XIX tenía dos huertas de árboles frutales, magueyeras y tierras de labor y pastoreo, además de una casona y dependencias.

Fuente Espejo de la Estrella en el Molino El Batán

La fuente “Espejo de la Estrella” está instalada en medio del parque y fue mandada a hacer ex profeso por Dolores Olmedo a Diego Rivera, tiene forma irregular y decoración policromada con figuras de estrellas, flores y ranas en mosaicos de vidrio y venecianos, mármol y ónix.

Redondel en el Molino El Batán

El redondel fue elaborado con piedra volcánica, los muros están unidos con una mezcla de cal y arena que le dan su peculiar forma, tiene cuatro accesos, alcanza una altura superior al metro y medio y casi medio metro de grosor.

es_MX