Panteón Jardín de México

Panteón

Flor de María

Diseñado en pleno siglo XX, el Panteón Jardín es uno de los cementerios emblemáticos de la Ciudad de México, ya que en su interior alberga personajes relevantes para la historia del país en el pasado más cercano, desde científicos e innovadores como Guillermo González Camarena, hasta grandes artistas como Pedro Infante, Jorge Negrete y Blanca Estela Pavón. Y es que en este cementerio existe un predio comprado por la Asociación Nacional de Actores (ANDA), por lo que muchos de sus agremiados están enterrados aquí.
El Panteón Jardín de México tiene una vasta extensión con capacidad de 85.000 tumbas, si bien ocho décadas después de su inauguración, la mayoría de éstas se han reutilizado de 4 a 6 veces ya que la exhumación y reutilización de tumbas se ha convertido en parte de una norma para muchas familias nuevas y establecidas, lo anterior, tiene que ver con que la venta de ‘tumbas con derechos perpetuos llegó a su fin en la década de 1970 y a que los nuevos espacios rara vez están disponibles.

Tumba de Jorge Negrete en el Panteón Jardín

Una de las tumbas más bellas del Panteón Jardín es la de Jorge Negrete “El Charro Cantor”, está integrada por un triángulo de concreto sobre el que reposa un Cristo muy estilizado.
Tiene detalles laterales de alto relieve y placas de bronce con los nombres del arquitecto Francisco Artigas y el escultor Augusto Bozzano.
La tarde del cinco de diciembre de 1953, en todos los cines de México, apareció el aviso de la muerte de Jorge Negrete, las funciones fueron suspendidas durante cinco minutos en señal de duelo.
Un día antes, un diario capitalino reportó que el estado de salud del cantante era delicado, que llevaba cinco días en coma en el Hospital Cedros del Líbano, en Los Ángeles. El 6 de diciembre, la noticia fue dada a conocer en la primera plana de este diario, y se detalló que el cantante, que días antes había cumplido 42 años, había fallecido rodeado de su esposa, la actriz María Félix, de su madre Emilia, su hermana Consuelo y su hermano David.
El día de su muerte se consideró de luto nacional y una larga valla de sus admiradores lo escoltó hasta el Panteón Jardín.

Tumba de Pedro Infante en el Panteón Jardín

La de Pedro Infante es, sin duda alguna, la tumba más visitada de México. Cada año recibe a miles de visitantes. La integran una jardinera de concreto, de la que yergue una base del mismo material sobre la que luce un busto del actor y cantante.
El ídolo de México falleció a los 39 años en un accidente aéreo el 15 de abril de 1957. En ese vuelo él era el capitán, ya que volar era uno de sus pasiones.
Cuando llegaron sus restos a la capital, el aeropuerto estaba lleno de rostros conocidos de grandes artistas vestidos de luto con anteojos negros, compartiendo la gran tristeza del pueblo, que lloraba inconsolable a su amado ídolo, que fue lo mismo carpintero que boxeador, un obrero y un artista de contagioso buen humor.
Finalmente, se trasladó el cuerpo de Pedro Infante por las avenidas más importantes de la Ciudad de México, llenas de gente que esperaba para decirle adiós, los policías de gala, las personas caminando detrás de la carroza negra y los motociclistas abriendo camino hacia el Panteón Jardín.

Tumba de Guillermo González Camarena en el Panteón Jardín

Guillermo González Camarena nació en Guadalajara, Jalisco, en 1917. Fue el creador mundial de la televisión a color en 1934 y presentó mejoras de su patente en 1958. El escritor Carlos Chimal, autor del libro Fábrica de colores. La vida del inventor Guillermo González Camarena, editado por el Fondo de Cultura Económica en 2017, a propósito del centenario del nacimiento del ingeniero, destacó su veta autodidacta, que nunca abandonó a pesar de su formación académica.
Falleció a los 48 años en un accidente automovilístico y en señal de duelo se interrumpieron por un día las transmisiones de televisión. Su tumba tiene una portada constituida por dos pilastras de cantera rematadas por una bóveda ojival, en cuyo dintel están inscritos su nombre y fechas de nacimiento y muerte.

Tumba de Luis Castro “El Soldado” en el Panteón Jardín

Luis Castro “El Soldado” fue un torero mexicano nacido en Mixcoac en 1912. Cuando era niño le gustaba jugar en la puerta del cuartel militar que estaba cerca de su casa, de ahí su sobrenombre. Para 1990, año de su muerte, “El Soldado” habitaba el mismo barrio. Su tumba tiene al frente dos jarrones de cantera y una lápida vertical al fondo con una cruz grabada.

Tumba de Blanca Estela Pavón en el Panteón Jardín

La tumba de Blanca Estela Pavón, inolvidable actriz de la época de oro del cine mexicano, tiene una fachada blanca, con una cruz de herrería al centro, enmarcada por columnas estriadas.
Blanca Estela Pavón Vasconcelos, fue cantante, actriz de cine y de doblaje, cuya trayectoria le significó un lugar en la cinematografía mexicana.
Nació en Minatitlán, Veracruz, el 21 de febrero de 1926. La joven Blanca Estela formó parte del cuadro de actores de la XEQ, radiodifusora que transmitía el programa de nombre ‘La legión infantil’. Ella integró un grupo conocido como ‘Los Magníficos’, los cuales son considerados dentro de la generación que fue la pionera del doblaje en México. Participó en el doblaje de la primera película doblada, titulada Luz que agoniza (Gaslight) doblando a Ingrid Bergman.
Su muerte fue demasiado prematura, pues tenía 23 años cuando perdió la vida en un accidente aéreo, el 26 de septiembre de 1949. Los restos de la actriz fueron velados en la Asociación Nacional de Actores (ANDA), donde famosos de la época y multitudes amorosas le dieron el último adiós para después llevarla al Lote de Actores del Panteón Jardín.

Lote de actores de la ANDA en el Panteón Jardín

El Lote de Actores de la Asociación Nacional de Actores (ANDA) en el Panteón Jardín se distingue porque en la barda frontal se yergue una impresionante cruz de cantera en cuyo centro, a la altura de los brazos, están las siglas de la institución sindical.

es_MX