Templo de Nuestra Señora de Guadalupe

Templo parroquial

Tizapán

San Felipe Tizapán (hoy Nuestra Señora de Guadalupe). Unos 1200 metros al suroeste de la parroquia de San Jacinto se localiza otro antiguo barrio coyoacanense: Tizapán. El párroco de San Jacinto en 1857, la registró con el nombre del Niño Jesús Tizapán, y en la actualidad el templo se halla bajo la protección de Nuestra Señora de Guadalupe.
Su construcción data del siglo XVI, aunque ha sufrido modificaciones a lo largo del tiempo. Su portada es neoclásica, cuya construcción fue hecha a finales del siglo XVIII. Su nave cuenta con crucero y cúpula octagonal, y una torre con cupulín.

Cruz atrial del Templo de Nuestra Señora de Guadalupe

Esta centenaria y esbelta cruz atrial se yergue elegantemente sobre una base de mampostería y concreto pintada de color blanco, con lo que se crea un bello contraste con el color café claro de la cantera. El cruce de sus brazos y el mástil con una esfera son octogonales.

Parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe

Una de las joyas de la arquitectura religiosa colonial que se conserva fuera de lo que fue el Primer Cuadro de la Ciudad de México. En su portada, sobre un arco de medio punto, hay una piedra en relieve que representa a San Antonio con el Niño Jesús. Aún luce su barda original. La portada se completa con dos pilastras de capiteles compuestos que la flanquean y el respectivo entablamento. El remate superior incluye un óculo octagonal que alumbra el coro alto ceñido por roleos barrocos con cuatro pináculos por encima. Un nicho con escultura pequeña de la Virgen De Guadalupe está ubicado en la parte alta y al eje de la fachada.

Fachada sur del Templo de Nuestra Señora de Guadalupe

El Templo de Nuestra Señora de Guadalupe en Tizapán tambien es conocido como la Capilla de los Bueyes debido a las cabezas que se muestran en la fachada sur, estas cabezas evocan la ocupación principal que tenian de labradores y boyeros los habitantes de Tizapán en ese tiempo.

Portada atrial sur del Templo de Nuestra Señora de Guadalupe

Esta portada está constituida por anchos muros de piedra y tabique cuyo grosor rebasa el medio metro, y su atractivo estético, lo representan las pilastras elaboradas con el mismo material de los muros. El enrejado, a diferencia de la centenaria portada, es moderno.

Portada principal del Templo de Nuestra Señora de Guadalupe

La portada principal es simple, de un cuerpo y remate. Un arco de medio punto con adornos fítomorfos en argamasa en las enjutas y clave historiada con el Niño Jesús y San Juan Bautista.

Portada atrial principal del Templo de Nuestra Señora de Guadalupe

Alineada con la entrada del templo, la constituye un arco de medio punto con dos pilastras adosadas, de capitel moldurado, de las que emergen otras dos pilastras de mayor grosor que llegan hasta la cornisa superior. Como en las otras portadas del templo, el enrejado es moderno.

es_MX